Acerca de Montecristo

17.jpg

Durante 2006, coincidiendo con el 30 aniversario del golpe militar de 1976, un canal de televisión de Argentina, Telefé, lanzó una telenovela cuya temática central gira en torno a los Derechos Humanos. Los dos personajes protagónicos femeninos, Laura y Victoria, son hijas de desaparecidos, una de ellas nacida en cautiverio durante la detención de su madre en un campo de concentración. Otros personajes centrales de la trama evocan agentes de la represión y médicos comprometidos en partos clandestinos y falsificación de certificados de nacimiento. Ambientado a treinta años de aquellos hechos, la telenovela plantea la búsqueda de la verdad y de la justicia en el marco de la impunidad todavía vigente. El programa, emitido cuatro días a la semana, ha superado todas las expectativas, con un promedio de 30 puntos de rating, transformándose así en un interesante analizador de la representación social y subjetiva respecto de un capítulo crucial en la historia de los argentinos. Descargue el documento completo.

 

  • Lo invitamos a recorrer todas las categorías presentadas a la derecha de la pantalla.

 

7 respuestas a Acerca de Montecristo

  1. Susana dice:

    (Reenvío lo que escribí el 12/10 luego del Teórico con el Sr. Luis Machin)
    Buenas… escribo porque ayer me fuí del teórico en el que participo Machín con varias cuestiones agitandome en la cabeza; entre ella la primordial fue que me había hecho muchas espectativas sobre lo que podía pasar anoche. En verdad hubieron cosas que me sorprendieron, pero … en un momento me encontré pensando en que nuestro invitado no entendio nada, sobre el porque de su presencia en la facultad.
    En lo personal, tampoco se si yo o mis compañeros lo entendimos, capaz que tampoco habia que entender… en fin! creo que basicamente, este sr. vino en “representación” de una telenovela que hoy se nos presenta como una novedad; y especificamente para nosotros, como estudiantes y argentinos, nos pone en escena, durante 4 noches a la semana, “temas” no solo delicados (como bien lo señalaba Machin) sino también interesantes para (re)pensar.
    Pero tomando distancia del contexto en el que hoy me toca vivir y como una televidente que no ve esta novela; ayer solo pensaba en que me hubiera gustado conocer algo más del impacto de esta novela en los que la miran, o por que lo hacen, y que piensan de ella, no mas que eso. Si al fin de cuentas es solo un programa de televisión… entonces ahí me cayo la ficha!!! Pienso que, lo que le puso a este fenómeno su toque “creador”, o me animaría a decir suplementario, es solamente la forma de mediatización de estos “temas”. Mediatización, a traves de una herramienta que, hoy por hoy, nos atraviesa a todos: La television. Y contemplando, algunos de los detalles estrategicos que en ella se ponen en juego y que la hacen mas popular; por ejemplo el horario del culebrón, el calibre(y la pinta!) de sus actores/rices, el canal que la transmite(en el que curiosamente el slogan señala algo asi como, Buena Tele. Buena Fe), etc. Que se yo…, son cosas que anoche me llevaron a pensar que esas “ansias de amor, de venganza, de justicia”; que se ponen en juego en la pantalla, paralelamente están “revolviendo” miles y miles, de sensaciones, de recuerdos, de tristezas y hasta de estómagos! Pero indagando un poco más, esto que nos sucede con este fenómeno, debe ser tratado con mucho cuidado, y no debemos olvidar que muchos de los intereses particulares que sostienen este “aparato”, no sabemos si tienen estrictamente que ver con los intereses que movilizan, a los organismos de Derechos Humanos, a los profesionales, a muchos de nosotros como estudiantes, a las madres, a las abuelas(y no solamente a las de plaza de mayo), a los nietos, o a los propios argentinos y televidentes que nos conmovemos cada vez que se nos “oferta” algo que tiene que ver con esta herida; una herida que mucho la utilizan como una “marca registrada” mas, sin reconocer que es Nuestra Marca Registrada.
    Sin mas, aprovecho para saludarlos y felicitarlos… Tutanita

  2. Prof. Juan Jorge Michel Fariña dice:

    En su exposición, Luis Machín habló del vértigo de producción de la telenovela, cuyo guión, nos dijo, suele estar a disposición de los actores poco tiempo antes de la grabación. En consecuencia, los protagonistas se ven tan sorprendidos como los espectadores por el desarrollo de la trama, que a su vez se nutre de la realidad social que recrea en la pantalla. Esto, que a primera vista podría considerarse una desprolijidad, es en realidad el núcleo más interesante de Montecristo. Una telenovela que resulta causa y efecto del clima que se vive en el país en materia de Derechos Humanos, se nos revela como una invención cotidiana, un genuino acto de improvisación creadora. Un ejemplo conmovedor de este anudamiento entre ficción y realidad lo ofreció el propio Luis Machín cuando relató las vicisitudes del hallazgo del último nieto restituido. El joven, quién había acudido al Banco de Datos Genéticos del Hospital Durand frente a una incertidumbre sobre su identidad, se encuentra en la pantalla con su fotografía de bebé en una toma de Montecristo rodada en la casa de las Abuelas. Como lo apuntó el Prof. Gutiérrez durante la charla, la identificación con su historia silenciada sale al encuentro del dato genético. Y la telenovela deviene entonces inesperada ocasión de una singularidad en situación, en el sentido fuerte que damos al concepto en nuestra asignatura. (continuará)

  3. Prof. Juan Jorge Michel Fariña dice:

    Escribí mi comentario anterior sin haber leído el de Susana. Aprovecho entonces para agregar, en coincidencia con ella, algunas ideas sobre la importancia de Montecristo. Los temas de Derechos Humanos, aunque nos afectan a todos, han sido materia de una relativa minoría. Aún las marchas más numerosas convocaron siempre a un sector de la población. La mayor parte de los argentinos permaneció si no ajena, por lo menos lejana a esas manifestaciones colectivas. Quienes a lo largo de estos años nos hemos ocupado de conceptualizar y transmitir el tema de la memoria, sabíamos que esa distancia no significaba olvido. Otros factores, tales como los tiempos de procesamiento histórico, el recambio generacional, la crisis de representación política, hacían a la complejidad de la situación. La aparición de Montecristo confirmó en gran medida estas presunciones. La audiencia –que se sigue manteniendo en los 30 puntos de rating– es un indicador de la empatía con los temas que sigue transitando la telenovela, y que como sugerimos en el comentario anterior, son causa y efecto del clima que se vive en el país. La tragedia de la desaparición de Julio López, por ejemplo, golpea también a los guionistas, que introducen la cuestión en la trama a través de sus personajes –secuestro de Laura y Matías, juicios a Lisandro y Lombardo, etc. Esto es lo inédito de la situación, la entrada en un medio de comunicación masivo de una problemática que hasta ahora permanecía latente. O más exactamente, de cuyo grado de latencia sabemos ahora, a posteriori de su manifestación mediática

  4. Andrea dice:

    No miro Montecristo realmente, por que no me puedo perder Bailando por un Sueño (jaja, mentira)
    Pero creo que las personas que nunca se involucraron con la tematica, ni cayeron en la cuenta de la dimension de lo que ocurrio en la dictadura, como todo esto fue parte de un plan en respuesta de ciertos intereses que trascienden las froteras de este pais, tampoco se van a “iluminar” con una telenovela… Primero hay que tener en cuenta que muchas personas empatizan con la tematica de la misma por que justamente tienen la concepcion de muchos, de que es condenable la tortura, el secuestro, el robo de bebes, en casos en los que la “gente era inocente”, como si alguna otra persona mereciera o de alguna forma justificara que la torturen, que la maten, que se apropien de su vida. ( Siempre teniendo en cuenta que esto lo hizo el Estado). Entonces, yo pienso que mucha gente se sencibiliza por que esto le pasa al lindo de Echarry…
    Machin no esta cursando etica, y labura de actor, asi que no hay que tener espectativas tan altas con respecto a lo que nos pueda trasmitir, mas que su experiencia de la viviencia de la novela, que para mi fue bastante enriquecedora.
    Saludos a todos.
    Andie

  5. Prof. Juan Jorge Michel Fariña dice:

    Sobre el compromiso de los actores con la trama de la telenovela, acabo de leer un reportaje a Virginia Lago en InfoRegion. Reproduzco un par de pasajes:

    (…)

    -Montecristo cuenta temas vinculados a la memoria, a las aberraciones de la última dictadura .¿Cómo vive el resultado?

    -Creo que es extraordinario que una novela diaria haya tocado ese tema, eso lo aplaudo. Cuando me reuní con los autores, me mandaron la sinopsis y fue todo muy serio, ya se sabía cómo empezaba y terminaba. Poder tocar el tema de la memoria y algo que está con las heridas tan abiertas, y poder tener la hondura de tocar esos temas, es importante. Uno cree que no puede ser, pero hay jóvenes que no saben qué pasó. Hay mucha gente que dice “basta, ya está”. ¿Cómo basta? No, hasta que no aparezca el último que estuvo en eso, hay que seguir hablando. Hay que seguir para no olvidar.

    -Abuelas recibió más consultas desde que la novela está en el aire.

    -Sí, es cierto, nosotros estuvimos en Abuelas y hemos grabado montones de escenas allí. Ellas pidieron mostrar la foto de un bebé y al otro día apareció el chico ahí, eso fue muy importante. Se incrementó mucho la cantidad de gente que va a averiguar, que tiene dudas. Uno siempre puede hacer algo desde su lugar, por más chiquito que fuera.

    -¿Qué elementos de su historia personal le sirven para componer el personaje? ¿Apela a la memoria, a casos conocidos?

    -El actor debe ser un gran observador, nuestro instrumento somos nosotros. Somos un violín y tenemos que empezar a buscar los sonidos y que suene bien. Entonces el trabajo de uno es bucear. Yo he vivido esa época en carne propia, he perdido amigos, he sido prohibida por cuatro años, amenazada, y recuerdo todas las cosas que padecimos en nuestra juventud, entonces tengo las heridas abiertas. Busco pensar qué hace una mujer golpeada, amenazada de muerte, trato de ponerme el miedo en la piel, que lo he padecido, y también la observación, buscar el terror. Además de interactuar con los compañeros, en este caso con Roberto (Carnaghi), que fue un trabajo precioso, un ida y vuelta. Conversamos mucho con el director, Miguel Colon, esta novela se habla mucho. Mi personaje es muy atractivo, muy delicado, tiene un lugar que hay que contener porque cuenta muchas cosas. Es una mujer golpeada, que en algún lugar es cómplice de no haber hablado cuando tuvo que hacerlo, casada con un hombre golpeador y además asesino.

    (…)

  6. Pablo Cifuentes dice:

    Es interesante como tenemos la pequeña tendencia, por lo que leo en Susana y Andrea, a desvalorizar algo tan novedoso como el tratamiento de temas sociales en las novelas, algo inedito en nustro pais y muy explotado en Barasil. Soy gustoso de ver de vez en cuando novelas y vi “El color del Pecado” (novela Brasilera) alli hay una escena en donde los “pobres” buscan clinica de urgencia y no pueden acceder ya que no tienen cobertura. Pense, cuando sera el dia que aqui los que menajen la pluma televisiva comienzen a hacer masivo algunos temas, y aparecio Monetecristo, ahora tambien es el momento de pensar que la television es un agran disparador de muchas buenas cosas. Pablo Cifuentes

  7. armando dice:

    la verdad es una historia para que los argentinos no olvidermos el dolor que lo tengamos todavia como tantas violencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s