Ejercicio Ética Profesional

En la telenovela se despliegan varias situaciones que plantean cuestiones éticas por parte de profesionales de la salud:

El Dr. Lombardo es un médico que está comprometido en el parto clandestino de la madre de Laura en un campo de detención y en la emisión del falso certificado de nacimiento de la niña, promoviendo así la mentira y el engaño respecto de sus orígenes.

¿Cómo manejar el tema de la confidencialidad en los tratamientos psicoterapéuticos cuando se trata del ocultamiento respecto de la identidad de un menor? Laura consulta acerca de si dar a conocer a su hijo Matías la verdadera identidad de su padre. Las dos profesionales que intervienen en el caso lo hacen de manera diferente.

¿Atendería usted a un torturador? Lisandro concurre a un psicólogo para un peritaje y por orientación en su condición de hombre golpeador. ¿Qué debería hacer el profesional que escucha su historia?

Ejercicios:

1. Leer el texto “Potestad” de Eduardo Pavlovsky y ver el film homónimo de César D´Angolillo. Investigar sobre casos de médicos que participaron en delitos de lesa humanidad. Revisar los códigos de ética médica e identificar los pasajes que hacen referencia a las situaciones presentadas en la telenovela.

2. Tomar las siguientes dos viñetas:

2.1. Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

2.2. Un terapeuta de niños recibe en su consultorio la inesperada visita de un adulto quien se presenta como el tío de uno de sus pacientes. Le informa al terapeuta que lo viene a ver porque sabe con certeza que el niño no es hijo de quienes dicen ser sus padres. Afirma conocer la historia de la familia y declara que el menor ha sido apropiado ilegalmente e inscripto fraudulentamente como hijo legítimo. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esta situación y por qué?

Revisar los datos de la investigación UBA-TAU (IBIS, versión 1.5) e identificar la situación que refiere a las viñetas precedentes. Analizar los resultados, con especial atención a la distribución de las respuestas de psiquiatras y psicólogos entrevistados. Volver a las viñetas y a la situación de la telenovela. ¿Qué similitudes y diferencias encuentra entre los distintos casos?

3. Para saber más

3.1. Plan de visitas a hospitales públicos para entrevistar a personal jerárquico e integrantes de los comités de bioética: ¿existieron denuncias de casos como los planteados en la telenovela? ¿qué cuestiones se discuten actualmente?

3.2. Plan de visita a los colegios profesionales de médicos y psicólogos para entrevistar a miembros de los tribunales de ética. ¿Se registraron denuncias referidas a situaciones de violaciones a los Derechos Humanos por parte de profesionales?

3.3. Diálogo con guionistas y actores. La experiencia muestra que el trabajo del actor aporta un conocimiento importante respecto del personaje y ayuda a la reflexión sobre la subjetividad del problema. Se promoverán encuentros con los estudiantes para promover esta vertiente.

3.4. Lectura y fichaje de bibliografía actualizada:

Arditti, R. (2003): De por vida. Historia de una búsqueda: Las Abuelas de Plaza de Mayo y los niños desaparecidos. Editorial Grijalbo, Buenos Aires

Benyakar, M. (2006). Lo disruptivo. Segunda edición. Editorial Biblos, Buenos Aires.

Díaz, E. (2006). La leyenda del vengador. Publicado en el suplemento Ñ de Clarín, el sábado 30 de Setiembre de 2006. Ver texto completo en el Blog Montecristo: https://montecristoblog.wordpress.com/

Kletnicki, A. (2004): Niños desaparecidos: lógica genocida y apropiación ilegal. En Hasta que la muerte nos separe. Poder y Prácticas Sociales Genocidas en América Latina, Daniel Feierstein y Guillermo Levy (comp.), Buenos Aires, Ediciones Al Margen, 2004

Lo Giudice, A. –Comp. (2005): Psicoanálisis, Restitución, Apropiación, Filiación. Centro de Atención por el Derecho a la Identidad. Abuelas de Plaza De Mayo. Buenos Aires, 2005

Michel Fariña, J. y Gutiérrez, C. –Comp. (2000, 2005): La encrucijada de la filiación: Tecnologías reproductivas y restitución de niños. Lumen, Buenos Aires.

7 respuestas a Ejercicio Ética Profesional

  1. Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    El debate ha dado lugar a diferentes opiniones como:
    Que el terapauta debe utilizar su conocimiento como herramienta para dirigir el tratamiento para lograr esclarecer la identidad del niño.
    El psicologo debe preparar el terreno y trabajar con el tema de la identidad para lograr que los padres puedan contarle la verdad sobre su origen.

    Se hablo del papel que ocupa la contratransferencia, que siente el psicologo ante esta confesión, que le produce.
    Comentamos que la posicion del mismo tambien va a depender de la epoca, del momento historico que enmarque este caso.
    Se charlo tambien sobre el papel de la tranferencia tambien, nos preguntamos si la confesion tiene que ver con esta tranferencia de los padres con el profesional.

    Nos preguntamos tambien porque esta confesion es hecha al tiempo de iniciado el tratamiento y si ella tiene relacion con el sintoma que presenta el niño o fue realizada respondiendo a un sentimiento de culpa de los padres.
    Nos preguntamos porque esta confesion es hecha en ese momento y no antes o despues. la apropiacion ilegal.
    Se opino tambien que el sintoma quizas no tenia nada que ver con la confesion de los padres y que probablemente los padres hayan hecho esta confesion porque veian trabado el tratamiento de su hijo creyendo que la apropiacion ilegal incide en el sintoma de su hijo.

    Tambien surgio la idea de que los padres al realizarle esta confesion al terapeuta lo estan poniendo en el lugar de complice, de encubridor. Y hasta que punto la misma es por el bien del tratamiento.

    Se opino tambien que el psicologo debe presionar a los padres para que ellos le digan la verdad a su hijo y de no ser asi, no continuar con el tratamiento.

    Se hablo sobre el lugar ocupan los hermanos , si es que los hubiera; como es la relacion con ellos, si ellos saben de la apropiacion ilegal.

    Se charlo sobre la personalidad del terapeuta como una variable interviniente; se opino que teniendo una ideologia militar quizas no consideraba un delito.
    En este caso, dependera de la personalidad del mismo si considera este dato relevante o no.

    Se opino que el psicologo deberia recomendar una terapia familiar por la complejidad que presenta el caso luego de esta confesion. Y funcionar como mediador entre los padres y el hijo en relacion a contarle al niño sobre su verdadero origen.

    Por ultimo, se opino que al tratarse de un delito de lesa humanidad se correria el secreto profesional y el psicologo deberia denunciarlo para no ser complice.

    Tambien se charlo sobre la complicacion que significaria recoger pruebas que sostengan la denuncia realizada.

  2. Maximiliano Frydman dice:

    Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    En el caso presentado del niño con enuresis se ponen en juego varias cuestiones: un delito de lesa humanidad y el derecho a la identidad. Una pregunta que el terapeuta podría plantear frente a este caso es qué significa para esta pareja que “estén comprometidos” en la desaparición de los padres biológicos del niño.
    El tema de la confidencialidad tiene una contraparte jurídica: la obligación de denunciar. Una opinión respecto de este dilema fue el tener como prioridad el bienestar del paciente. El objetivo del terapeuta es curar la enuresis, sin importar cuál sea la filiación del niño. Surgieron preguntas en cuanto a las consecuencias que puede traer el levantamiento de este secreto para el mejoramiento del síntoma; y la hipótesis de que el síntoma puede estar relacionado con el secreto respecto de la identidad. A veces que ciertas cosas generan efectos desde el ocultamiento, aunque jamás hayan sido enunciadas.
    Otra postura respecto de la confidencialidad fue la de esperar a la cura del niño para denunciar el caso.
    ¿Por qué los padres comentan a la psicóloga que el niño fue apropiado ilegalmente? ¿Consideran que puede haber una relación entre este hecho y el síntoma del niño? ¿Hay algo allí del sentimiento de culpa en juego? Otra opinión marcó que quizás el niño es una excusa, una máscara de la pareja parental que encubre su propia demanda de análisis.
    También se postuló que quizás sería conveniente derivar al niño y tratar a los padres. Se planteó un triángulo con tres vértices: 1. tratamiento con los padres por su responsabilidad subjetiva frente al caso; 2. tratamiento con el niño por el síntoma, y 3. denuncia por responsabilidad jurídica.
    Otra compañera afirmó que en un caso como este no queda otra posibilidad más que levantar el secreto.
    Pero en el grupo se planteó la disyuntiva entre lo jurídico y lo psicológico, entre el derecho a la identidad y el derecho a la asistencia. No se sabe qué es más importante: si el tratamiento del síntoma o la denuncia del delito.
    También se pensó cuán positivo puede ser para el niño, por ejemplo, que sus padres queden detenidos, o simplemente cuán bien puede hacerle oír la verdad. Una compañera trajo un caso de un chico adoptado de 8-9 años, que sufría una enfermedad degenerativa. La analista (también por su parte hija adoptiva) recomendó a los padres que le dijeran sobre su verdadera identidad. El niño entró en un cuadro depresivo y murió. Esta compañera plantea que habría que indagar hasta qué punto – como se ha dicho-, la enuresis tiene que ver con el secreto sobre la identidad del niño. Si nada tiene que ver, entonces no habría por qué denunciarlo. Otro compañero sostiene exactamente lo opuesto: si nada tiene que ver, entonces por qué no denunciarlo.
    Quizás el tiempo subjetivo y el tiempo jurídico no concuerdan; hay ciertos tiempos que hay que respetar para hacer una comunicación de estas características a un niño, mientras que la Ley impone un plazo de 72 hs. Para hacer una denuncia. En ese lapso, no hay realmente tiempo para analizar el caso como se debiera.

    Grupo:
    Agostina Roca
    Josefina Galdos
    Aldana Amaya
    Guillermo Gassmann
    Juan Manuel Blesa
    Ana Amil
    Maximiliano D. Frydman

  3. Barcelo, Lucia; Dellutri Emilio; Gawel, Laura; Ormeño, Romina; Schupak, Giselle. dice:

    Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    La discusión comenzó con la presentación de un conflicto por una de las alumnas. Lucia dijo que en el primer parcial tuvo una situación similar, en la que el terapeuta investigo, sin decirle a los padres, en Abuelas. El chico sufría de autismo. El terapeuta siguió el tratamiento, pasaron 10 años, llamo a la madre y le comento lo que había hecho. Ella le agradeció por no haberlo denunciado para que no le sacaran al chico.
    Entonces se planteo el tema de continuar con el tratamiento, ya que hay que resguardar la salud del niño o paciente. “El padre es el que lo lleva y esta pagando. ¿Qué padre aceptaría seguir pagando habiéndolo denunciado el terapeuta?”
    Se hablo sobre la condición del paciente en el momento del tratamiento, y la obligación del terapeuta, Emilio dijo “yo vería la forma de hacerlo, por atrás o explicito. Es una posición re difícil, imaginate si le decís que tenés que denunciarlo, ese delito, donde ellos están implicados, hasta que punto van a continuar con el tratamiento?”. Lo importante es el estado del chico, para no perjudicarlo, mas que nada por el hecho de ser chico.
    Luego se discutió el tema del agravamiento de la situación, ya que los padres estaban comprometidos, fueron activos en la apropiación ilegal. Y también que depende de cómo se posiciona el terapeuta, perjudicaría al niño. Lucia comento “ quizás es mejor intervenir desde chico, y no como Laura (montecristo) después de 30 años. Y todo eso que estaba oculto en el secreto familiar, estaba implicado ahí”.
    Emilio: “se le puede abrir una posibilidad de enterarse al chico ahora, por mas que después deje el tratamiento, denunciándolo le das la posibilidad de que se entere mas tempranamente”. Entonces se discutió el hecho de cómo influiría si el niño se enterara prematuramente, pensando que siendo más grande se “desbarataría” todo en la vida del implicado, y en su relación con los padres adoptivos. “Todavía la personalidad esta en formación y es diferente formarse con eso que después enterarte que NO SOS”. El tratamiento de esta manera seria diferente, seria encarado de otra manera.
    Además se planteo el hecho de que el terapeuta podría confirmar ciertos datos antes intervenir. Se acerco Alejandra para ver que discutíamos, ella planteo que “el tratamiento es comprometerse con la cura, y el tipo de cura que se puede dirigir”. Se comento el hecho de la enuresis en la viñeta, donde sabemos que “tiene un foco en la neurosis, y al saber la verdad podría verse que es lo que sucede con ese síntoma”.
    Otro inconveniente seria con quien se queda el chico si los padres son denunciados, que ocurre con ese chico. Lucia dice” la madre en mi caso no quería saber cosas para no perderlo, el tema pasaba por otro lado”, Alejandra menciona la posibilidad de que ocurra que el niño sea un objeto de intercambio.

  4. Gabriela Perez, Gabriela Cross, Flavia Medina, Silvina Ocaranza, Erika Díaz, Bettina Arellano, Sabrina Persichini, Natalia Nave, Adrian Mazzanti, Florencia Martucci dice:

    Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    Respecto de la viñeta consideramos las siguientes preguntas:
    ¿Debería el psicólogo hacer la denuncia? Si lo hiciera ¿Debería el psicólogo hablar con los padres del niño antes de efectuarla? y si no los denunciara ¿Por qué no los denunciaría, para garantizar la continuidad del tratamiento o por miedo a lo que pueda pasarle como consecuencias de la denuncia?. ¿El niño debería enterarse de la verdad? Si es así ¿Cuándo y por medio de quién?. ¿Debería el psicólogo continuar con la terapia del niño? Si así fuera ¿A qué apuntaría el tratamiento a la enuresis o a la identidad?. ¿Por qué motivo los padres dan a conocer este hecho? ¿Deberían los padres comezar también una terapia? ¿El psicólogo debería hablar con los padres para que confiesen el caso ante la ley y ante su hijo? ¿Los padres dejarían que su hijo continúe en terapia si el psicólogo los denuncia? ¿El psicólogo debería derivar al niño en el caso de denunciar a los padres?
    Consideramos entonces que en primer lugar analizando el caso desde los códigos de ética, la denuncia se debería hacer porque según el principio D del Código de ética de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires los psicólogos en el ejercicio de su profesión adhieren a la definición de sus responsabilidades, derechos y deberes, de acuerdo a los principios establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En este caso el niño tiene derecho a saber su identidad, por lo tanto desde los códigos consideramos que el psicólogo debría levantar el secreto profesional (norma 5.07) para el mejor tratamiento del menor y para evitar los daños derivados del delito que cometieron los padres.
    Pero más allá de los códigos se nos plantea si no sería mejor hablar con los padres para que ellos mismos declaren ante la ley y hablen con su hijo respecto de su identidad. El futuro del niño, según consideramos, es un punto muy importante a tener en cuenta antes de hacer la denuncia, ya que no sabemos si continuaría con el tratamiento, ni que va a pasar con sus padres. Si el psicólogo no hace la denuncia y los padres hablan con el niño respecto de su identidad, se podría seguir con el tratamiento y tratar este tema con el niño para que pueda tramitarlo. Creemos que lo más relevante, más allá de si se hace la denuncia o no, es que el niño se entere de su verdadera identidad. A partir de ello también se plantea si el psicólogo no hace la denuncia y los padres no le dicen la verdad al niño ¿qué debería hacer el psicólogo? podría derivar el caso para que el secreto que él sabe del niño no interfiera en el tratamiento a modo de contratransferencia; también podría hacer caso omiso a la declaración de los padres y continuar con la terapia, esto consideramos que sería lo que más perjudicaría al niño; otra posibilidad es que no continúe con la terapia, que también sería perjudicial para el niño.
    También en relación a no hacer la denuncia se nos plantea el motivo real por el cual el psicólogo no la haría, si es porque él realmente considera que sería lo mejor para el niño o por miedo a lo que pueda pasarle a él si hace la denuncia.
    Por último, vemos la declaración de los padres en algún sentido como un pedido de ayuda al psicólogo, por lo cual consideramos que podría proponerse tal vez una terapia para los mismos, para poder ayudarlos y así también ayudarlos a ayudar a su hijo.

  5. Luciana Cardelle, Maria Eugenia Morelli, María Constanza Lasalle, María Paula Serrano, Ana Garcerón, Fernando Pasquini dice:

    Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    El debate frente a las situaciones planteadas por la cátedra comienza con uno de los alumnos planteando la importancia de buscar como toda esta situación influye en elcuadro que padece el niño pues se cree que, encaso de que haya relación entre estas dos variables, sería necesario lograr que el matrimonio le cuente al niño sobre lo realmente acontecido ¿Cuá sería la forma más propicia para lograr esto? Instando, el profesional, a la pareja para que haga esta comunicación al niño aclarandoles que, en caso contrario, se recurrira a las autoridades pertinentes. Ante esta opinión, no todos los miembros del grupo parecerían estar de acuerdo pues se considera que este proceder llevaría a poner al matrimonio entre “la espada y la pared”, llevándolos hacia un posible abandono del tratamiento lo que consecuentemente producirá perjuicios en el niño.

    Por otro lado, se cree que la decisición de la pareja de comunicarle lo sucedido al terapeuta, tiene que ver con que se espera de esteuna respuesta o alguna posible solución, por lo tanto, el profesional, debería interrogarse sobre el porque cree que se lo cuentan a él, de manera de intervenir sobre eso y así lograr despertar en ellos la iniciativa que les permita llevar a cabo las acciones necesarias que permitan arribar a una solución del problema. Surge así, en el grupo, un nuevo interrogante… “¿Cómo lograr todo esto?” . Una alumna plantea la posibilidad de lograr este objetivo trabajando en paralelo, tanto con el matrimonio como con el niño, haciendole entender a la pareja que el bienestar del niño está en juego, por lo que sería necesario que este conozca sobre su verdadera situación lo ántes posible, más aún sabiendo que confesiones de este tipo son cada vez más dificultosas de hacer con el paso del tiempo.

    Todo el grupo concuerda en que la confesión de este secreto al profesional sería un indicador (positivo) de que algo de esta iniciativa de la que se ha hablado anteriormente se estará despertando y movilizando en ellos.

    A modo de conclusión final, por una cuestión de tiempo, el grupo llega a la idea de que, la función del terapeuta, no se debería limitar a hacer la denuncia correspondiente frente a las respectivas autoridades. ¿Por qué? Este conflicto no se solucionará con una denuncia de esta índole por lo tanto, el profesional, deberá lograr el propósito que se persiga a través de la intervención de su práctica.

  6. Lauletta, Miguel Ángel dice:

    Trabajo Práctico de la semana del 30/10/06

    Proyección de un fragmento de la telenovela Montecristo: confesión de Lisandro a Laura respecto de su nacimiento en un centro clandestino de detención en Campo de Mayo.
    Tomando como referencia este relato de los hechos, se trabajará con la siguiente viñeta, asumiendo que es el/la terapeuta quien debe intervenir ante la situación:

    Un matrimonio consulta por un niño que presenta un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer este hecho y que lo hacen por el bien del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta. ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    PSICOLOGÍA, ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
    Comisión de Trabajos Prácticos N° 9
    Alumnos: FONTANA, Noelia
    LAULETTA, Miguel Ángel
    LÓPEZ, Belén
    SILVA, Yamila
    ZENTRIGEN, Lorena

    Viñeta: “Un matrimonio consulta por un niño con un cuadro de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista a solas con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos en la desaparición de los verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer estos hechos, que lo hacen por el bien del tratamiento del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta.”
    ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    En principio indagar más.
    Tener en cuenta que una cosa es la paternidad biológica y otra la función paterna que hace falta un acto del padre para transformar una en otra y básicamente pasa por la adopción.
    Preguntaría ¿por qué los padres cuentan esto y cómo consideran que eso afecta al menor?
    Hay que plantear que lo que relatan es un delito y que es necesaria la aparición de la justicia en algún momento antes del horizonte temporal que nunca llega.
    ¿Qué hacemos con la confidencialidad?
    La justicia, el anhelo de justicia, debe aparecer en los padres en términos de responsabilidad subjetiva.
    Hay que trabajar con los padres para ver como sus actos tienen que ver con el síntoma, que no es el conflicto.
    Si remite el síntoma ¿qué pasa con el niño?
    El síntoma no es el problema.
    Si se denuncia, los padres se pueden ir.
    ¿A dónde? La situación familiar sólo se agravaría.
    Hay que hablar el tema de la identidad.

  7. Becerra Paolo, Oliva Paula, I. Sebastián, Custodio Jessica, Cappelletti Cecilia dice:

    Facultad de Psicología, UBA, 02 de noviembre de 2006
    Psicología, Ética y D.D.H.H
    Com: 9
    Alumnos: Paula Oliva
    Sebastián I.
    Jessica Custodio
    Cecilia Cappelletti
    Paolo Becerra
    Situación:
    Un matrimonio consulta por un niño con un caso de enuresis. Al tiempo de iniciado el tratamiento, en una entrevista a solas con los adultos, éstos ponen en conocimiento del terapeuta que el niño fue apropiado ilegalmente y que ellos se encuentran comprometidos con la desaparición de sus verdaderos padres. Aclaran que es la primera vez que dan a conocer estos hechos, que lo hacen por el bien del tratamiento del niño y confiando en la discreción profesional del terapeuta.
    ¿Qué debería hacer el terapeuta ante esto y por qué?

    Ante la complejidad que como terapeutas nos suscita una situación planteada encontramos ciertas categorías que estuvieron en cuestión durante la discusión grupal.
    • Denuncia ante el juzgado de menores
    • Apropiación ilegal de niños
    • La problemática de la identidad en juego
    • Pedido de supervisión, a través de una interconsulta, por parte del terapeuta.
    El debate entre los alumnos del grupo se orientó del modo siguiente:
    “Los Padres adoptivos van a querer seguir siendo los padres. Confían en el secreto profesional. Por eso pediría yo una interconsulta. Le podrían sacar la matrícula”
    “¿Pero vos estás pensando en la matrícula?
    “No, yo pienso en el chico y como el terapeuta puede salir damnificado”
    “Convengamos que es un delito y está bien la supervisión”

    Se plantea que está por encima de los Códigos de Ética de lo Psicólogos, si hay algo que ampara el derecho a la Identidad y que se sitúe por encima de los Códigos.

    “Más allá de lo que nos indica el código, ¿qué nos sucede cómo sujetos?, ¿con el niño?”
    “Los padres están comprometidos, y más allá de que sea un niño, lo que halamos es de la Identidad”
    “yo denuncio, pero antes a través de una interconsulta. Ese niño no está con los padres biológicos, pero sí con los padres que lo criaron. Si uno no denuncia está siendo cómplice de que se forme algo ficticio por encima del chico”

    Tomamos como ejemplo la confesión de Lisandro a Laura en la proyección de un extracto de la novela Montecristo, y luego surge el debate acerca de: ¿hasta qué punto?, ¿hasta dónde debemos llegar?, ¿hasta dónde y cómo actuar respecto de la posición del niño?. De ese niño que no tiene conciencia de todo lo que se esconde tras él.
    La pregunta:
    “¿Denunciamos o no?”
    Todos estamos de acuerdo en denunciar pero entendemos que lo que nos parece más complejo es el encuadre. Es preguntarnos por la situación del niño. Preguntarnos cómo actuar frente a éste.

    Lo complejo de la situación no está ya en la decisión a tomar respecto de la denuncia, sino en, qué sucede con ese niño, y en traer a sesión, con los padres, cuál es la posición de estos. ¿Qué es lo qué están dispuestos a hacer y ceder por ese hijo?
    En el momento en que finalizó la clase planteamos la problemática que generaría este tipo de interrogantes a los padres, quiénes pasan de una posición de padres que van a una consulta por la preocupación que les suscita la salud de su hijo; a la posición de sujetos apropiadores ilegales vinculados con la desaparición de los verdaderos padres del niño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: